ORIENTACIÓN

Un deporte que se pueda practicar durante toda la vida, niños y mayores, en familia o de forma individual. Corriendo, trotando o caminando. Una actividad que aúne el deporte, la naturaleza y la educación. Existe sí y se llama orientación.

“Pensar y Correr” es el lema de este deporte que consiste en encontrar una serie de balizas dispuestas sobre un área determinada, habitualmente en un entorno natural, utilizando únicamente un mapa y una brújula. Una actividad que une la actividad física con la mental y que junto a la gran variedad de actividades y categorías existentes lo convierten en un deporte ideal para toda la familia.

La orientación se puede comenzar a practicar a partir de los 4-5 años en los Colegios (realizando una Actividad al año) o acompañados del resto de la familia, para progresivamente ir dándoles un papel más protagonista a la hora de tomar las decisiones en carrera. A los niños les encanta este deporte ¡A quién no le gusta buscar tesoros con un mapa! Un divertido juego para niños y papás, que al mismo tiempo es una potente herramienta educativa. La orientación además de fomentar el desarrollo psicomotriz de los niños, ejercita la percepción espacial y la capacidad para enfrentarse y resolver problemas, ahondando en la independencia, superación, paciencia o autoestima de los pequeños. No en vano en los países escandinavos, de donde es originario este deporte, la orientación forma parte de su modelo educativo.
Pocos deportes son tan completos como la orientación, y es que sin duda es la actividad perfecta para iniciar a los más pequeños en el mundo del deporte y la naturaleza, además de una excelente escuela al aire libre. Piensa y corre. Ya lo decían los griegos, Mens sāna in corpore sānō.

IMG_1443